icono favoritos Añadir a favoritos
icono inicio Hacer página de inicio
Sábado 21 de Octubre del 2017

Noticias de Salud

imprimir
Compartir en... Compartir en Google+

Una espalda en forma

Todos conocemos las molestias de espalda: son muy dolorosas y nos impiden llevar una vida normal. Sin embargo, muchas veces nosotros mismos provocamos esos problemas sin darnos cuenta.

Los malos hábitos pueden llevarnos a padecer dolores de cuello, de hombros, contracturas, lumbago, ciática e incluso hernias discales.

Con estos consejos, aprenderás a mantener tu espalda en forma.

  • Peso bien repartido: Cuando llevemos peso en bolsas de la compra, repartiremos la carga de forma uniforme entre los dos brazos. Es mejor dar varios paseos para llevar la compra que terminar haciéndonos daño en la espalda.
     
  • Agacharnos: Lo haremos despacio, flexionando las rodillas; nunca doblando el tronco y manteniendo rígidas las piernas. Si estamos sentados y queremos coger algo del suelo, es mejor levantarse del asiento e igualmente flexionar las rodillas.
     
  • Sentados: Si llevamos largo rato sentados, es recomendable cambiar de postura cada cierto tiempo. El respaldo debe estar recto, y nos sentaremos lo más dentro de la silla que nos sea posible, nunca en el borde. 
     
  • Caminar: Es importante andar erguidos, con una postura relajada y con los hombros alineados. Evitaremos el calzado plano o con tacón excesivo (3 centímetros máximo).
     
  • Limpieza: Cargar con pesadas aspiradoras, fregar de rodillas… no es nada bueno para la espalda. Por eso, tenemos que usar aspiradoras con ruedas y fáciles de mover. Al pasar la fregona o la escoba, mantén la columna bien recta y equilibra el peso el peso de tu cuerpo en ambas piernas.
     
  • Dormir bien: El descanso es la clave de la salud del cuerpo, y por tanto, es básico para una espalda sana. Si dormimos mal, despertaremos cansados y con dolores. La calidad del colchón será fundamental. Los mejores son los de dureza media. En cuanto notes que está deteriorado, cámbialo (al menos una vez cada diez años).
     
  • Kilos de más: El sobrepeso y la obesidad pueden acarrear serios problemas de espalda. Lo mejor, pues, es adelgazar el peso que te sobra y fortalecer los músculos abdominales para evitar que vuelva a aparecer. 
     
  • Masajes: Un masaje realizado por un fisioterapeuta te ayudará a relajar tu espalda y a aliviar algunas molestias. Si tus dolores de espalda son cada vez más frecuentes y agudos, acude al reumatólogo para descartar que se deba a lesiones provocadas por una enfermedad seria, como la osteoporosis, sobre todo si eres mujer y ya no tienes la regla.


ATENCIÓN, NIÑOS Y ADOLESCENTES

La musculatura y la estructura ósea de su espalda está en pleno desarrollo. No podemos olvidarlo, porque, según un reciente estudio, la mitad de los adolescentes tienen dolor lumbar por cargar peso de forma inadecuada.

Como prevención de futuros problemas de espalda, enséñales a llevar sólo el peso necesario en la mochila y a sentarse correctamente. A ellos, al igual que a los adultos, les será de gran ayuda cualquier tipo de actividad física que fortalezca su espalda (natación, yoga…) para prevenir y aliviar dolores. Si se refuerzan también los músculos abdominales, conseguimos una postura más equilibrada.


Tras el veraneo, cuando vuelvas a guardar las maletas y otros bultos pesados en el altillo, usa siempre un taburete alto para no forzar el cuello ni los hombros. Pide a un familiar que te sujete para evitar así caídas o lesiones.

 

Enlaces Relacionados

  1. Más de la mitad de los niños de 9 años sufren dolor de espalda
  2. Todo para una espalda sana
  3. Me duele la espalda (15/09/2017)
  4. Magnetoterapia contra los dolores de espalda
  5. Lubina a la espalda con volovanes de setas y gambas
imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate